Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

Senadora Emma Claudia Castellanos radica proyecto para crear la ley de migración

Bogotá, noviembre 20 de 2018 (Prensa s. Emma Claudia Castellanos).-  La senadora Emma Claudia Castellanos radicó este martes el proyecto de ley que establece medidas en materia migratoria, organiza el sistema nacional y dicta lineamientos para la política pública de migraciones. 

 

Esta iniciativa busca atender las necesidades de los migrantes que salen del país y de aquellos ciudadanos extranjeros que ingresan. A este respecto cabe recordar que según la Cancillería cerca de 5 millones de colombianos residen en el exterior. 

 

Así mismo, de acuerdo con Migración Colombia en nuestro país hay un poco más de 1 millón 800 mil migrantes de distintas nacionalidades y en distintas modalidades, sin contar con los ciudadanos venezolanos que han llegado por la crisis del vecino país.

 

En palabras de la senadora, “Colombia, necesita una política que le permita estar preparada como país para asumir cualquier fenómeno migratorio, de tal manera que reivindique los derechos humanos de los migrantes”. 

 

El proyecto pretende reorganizar el Sistema Nacional de Migraciones, redefiniendo su objetivo   y sus integrantes, además de establecer un órgano rector que esté a cargo de la Política y del Sistema Nacional de migraciones.

 

También indicó, “La política migratoria va más allá de cerrar o abrir plenamente las puertas, se deben tener las consideraciones necesarias para el trato humanitario y las garantías de los derechos de los migrantes, así mismo para garantizar la soberanía y seguridad nacional”. 

 

Uno de los aspectos fundamentales de este proyecto es que busca acercar  a los colombianos que se han ido al exterior, para lo cual se crearán mesas ciudadanas por las migraciones en cada consulado, a fin de identificar las necesidades y potencialidades de quienes han fijado su residencia fuera de Colombia.

 

Otros de los aspectos importantes de esta iniciativa es que propone que el Gobierno Nacional presente un proyecto de ley que elimine el impuesto al timbre por el pago de pasaportes. De igual forma plantea que los menores de edad que nazcan en territorio colombiano y cuyos padres se encuentran en condición de migrantes irregulares, puedan ser registrados de manera inmediata, a fin de garantizarles sus derechos.

 

Finalmente crea un seguro de repatriación para los colombianos que se encuentren en condición de migrante irregular, así como otros lineamientos que permitan dar una orientación en la ejecución de una política de migración integral.

0
0
0
s2sdefault

La violencia política contra las mujeres no es normal

Bogotá D.C., noviembre 20 de 2018.- Todos los días en el mundo entero, hablamos sobre cómo lograr una sustantiva participación de las mujeres en la política y quizás el reto más importante, es lograr que partidos, instituciones y movimientos garanticen que las mujeres candidatas e integrantes de las campañas, no sufran violencia política.

Este tipo de violencia política contra las mujeres, como las otras que existen, inicia con cosas simples pero que dejan marcas imborrables en las lideresas, con el único objetivo de disminuirlas y lograr matar sus validas aspiraciones, criticar la vida privada de las candidatas hasta amenazas, intimidación o desapariciones forzadas para dejar de competir a un cargo son las múltiples violencias que sufren a diario en Colombia y el mundo las mujeres que como en mi caso toman la decisión de hacer parte activa de la política en nuestros territorios.

Se dice que la manera más fácil que encuentran quienes quieren disminuir a las mujeres está ligada a la sexualidad de la misma, es por eso que desafortunadamente se ha naturalizado las ofensas y denigración según nuestro aspecto físico o nuestra vida sexual, es más común de lo normal que se mienta y calumnie sobre esta última para conseguir de alguna forma el “castigo social y moral” del público. Y esto es apenas uno de los tipos de violencia que soportan las mujeres que participan en cargos políticos, pero lo más grave es la naturalización de la misma y la justificación de estas reprochables conductas, ese es uno de los retos, visualizar y lograr castigar dichas actuaciones. 

El estado tiene la obligación de adecuar las instituciones gubernamentales para garantizar los derechos de las mujeres y avanzar en la promulgación de leyes que abordan la violencia que se sufre en los ámbitos públicos, incluyendo la esfera política.

El reto de los gobiernos de Latinoamérica es promover una legislación paritaria, en donde se apoye y considere a las mujeres cada vez más en su acceso a la esfera del poder político. La paridad, a diferencia de las cuotas, no es una medida especial temporal sino un nuevo principio de representación democrática que apela a la necesidad de una representación equitativa de hombres y mujeres en los espacios de toma de decisiones que refleje la composición de las sociedades (mitad hombres y mitad mujeres). El movimiento por la paridad, que surgió en Francia en los noventa, busca marcar la diferencia entre hombres y mujeres para luego hacerla desaparecer, es decir, no se busca que las mujeres gobiernen sólo para las mujeres o por ser mujeres.

En Colombia aún existe una notable desigualdad en temas de acceso de las mujeres en cargos de elección o de alto poder, como en la tabla salarial, sin embargo, hemos logrado un gran avance en lo corrido de los últimos 20 años, no ha sido fácil y es sin duda un camino lleno de obstáculos, de riesgos de retrocesos donde las mujeres políticas y nuestras aliadas tenemos que dar una batalla mucho más fuerte que cualquier hombre en nuestras mismas condiciones solamente por nuestro género. 

El reconocimiento de la violencia política como una dimensión particular de la violencia de género es bastante reciente. Es en Bolivia, país que cuenta con una normativa de paridad, donde se da una de las primeras movilizaciones públicas que nombran el fenómeno de la violencia política y que culmina con la aprobación de una ley en materia de violencia política. En Colombia seguimos trabajando por abrir camino y espacio a todas las mujeres que decidan acceder al campo político, como un derecho natural y necesario para trabajar activamente por la sociedad.

 

0
0
0
s2sdefault

Situación de pescadores artesanales a audiencia pública en el Congreso

Bogotá D.C., noviembre 20 de 2018. (Prensa s. Aida Avella).- El próximo viernes 23 de noviembre y por solicitud de la senadora Aída Avella, se realizará a partir de las 8:00 de la mañana una audiencia pública sobre la problemática socio económica de los pescadores artesanales en los departamentos marino costeros, en el salón Boyacá del Congreso de la República.

A la audiencia fueron citados, los ministros de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, de Transporte, Ángela María Orozco y delegados de la Dirección General Marítima DIMAR, el Colegio de la Marina Mercante, la Comisión Colombiana del Océano, y la Corporación de Ciencia y Tecnología del Mar, ente otros.

Por el departamento del Chocó asistirá Emilio Medina Álvarez, representante de los pescadores artesanales, así como por San Andrés, Providencia y Sandra Catalina, Rodolfo James Brown y por Túmaco, Víctor Reinel.

De igual manera, estarán presentes, la Asociación de Pescadores Artesanales Wayuú, las Federaciones Colombianas de Pescadores Artesanales y ambientales de los departamentos del César y Antioquia. 

En el marco de la audiencia los pescadores artesanales expondrán la carencia de una política de apoyo a la pesca artesanal, que infortunadamente no cuentan con equipos sofisticados para desarrollar su actividad, sino instrumentos de pesca o métodos muy básicos, de tal manera que no tienen apoyo y reconocimiento a nivel institucional o por parte de alguna entidad pesquera, a pesar que son una fuente importante para la alimentación en el país y de seguridad alimentaria en sus comunidades.

 

0
0
0
s2sdefault

Otro conejo a las víctimas

“Parece que hay un interés de seguir fortaleciendo la representación del centro del país”: s. Guillermo García Realpe

 

Bogotá D.C., noviembre 20 de 2018.- Después de largas discusiones y búsquedas de consensos llegó nuevamente al Congreso de la República el debate sobre la creación de las 16 circunscripciones de Paz que le daría a igual número de regiones de nuestro país, a esas regiones de la otra Colombia, espacios políticos importantes para fortalecer la democracia y ser dignos representantes en la Cámara baja, y luchar por sacar adelante sus territorios y garantizar mayores inversiones sociales que permitirían equidad y un mejor desarrollo.

 

Sin embargo, los opositores a la iniciativa, la bancada de Gobierno y partidos aliados, derrotaron el proyecto una vez más y en un claro mensaje al país, manifestaron con su oposición, que no les interesa la Colombia olvidada, esa misma que tenía la oportunidad de ser representada por 16 hombres y mujeres de los más apartados territorios y donde con mayor rigor se vivió el conflicto armado colombiano.

 

Desde el liberalismo siempre apoyamos esta iniciativa, porque en primer lugar, es un acto de cumplimiento de los acuerdos que hoy tienen marcos legales y constitucionales, desarrollado en el punto 2.3.6 del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC, pero más allá creemos que la paz y la democracia se construye en el territorio, en las regiones y no en el escritorio.

 

Parece que hay un interés de seguir fortaleciendo la representación del centro del país, de las grandes ciudades, de los grandes conglomerados humanos y de los partidos tradicionales o de los nuevos partidos y no permitirle a las regiones que tengan una representación.

 

Por ejemplo, territorios como Tumaco, como Buenaventura, poblaciones grandes como El Charco, Güapí, el Chocó, o todo el Litoral Pacífico no tiene un Representante a la Cámara que tenga origen en las víctimas, no es posible que más de 500 mil habitantes no tengan un solo Representante a la Cámara, en contraste con ciudades y territorios que tienen muchos Representantes y muchos Senadores.

 

Es en los territorios donde se nota la debilidad institucional, la presencia de los cultivos ilícitos, la presencia de las BACRIM, la presencia también de bandas del narcotráfico y un sinnúmero de flagelos más.

 

Entonces, cuando se pretende fortalecer el Estado y la representación política, se dice que traigamos esas curules para el centro del país para que representen las víctimas. 

 

Yo les quiero decir, en poblaciones pequeñas como Policarpa, Nariño, existen cinco mil víctimas registradas y reconocidas por la Unidad Nacional de Víctimas, en una población relativamente pequeña como El Charco existen 18 mil o 24 mil víctimas en el municipio de Samaniego en Nariño y más de cien mil en los sectores rurales del municipio de Tumaco sin representación política.

 

En el Congreso de la República, por virtudes, y por las circunstancias del centro del país, de las ciudades y los grandes conglomerados humanos, muchas víctimas representan a su sector, no a la circunscripción especial de víctimas de forma ordinaria. 

 

Por ejemplo, senadores como Andrés Cristo, víctima del ELN o Rodrigo Lara, víctima del narcotráfico, Iván Cepeda, víctima del propio Estado, o los exsenadores Jorge Eduardo Géchem, Sofía Gaviria o Mauricio Lizcano y Representantes como Harry González, María José Pizarro, Jhon Jairo Hoyos, son también víctimas, la mayoría de ellos pertenecen a las grandes ciudades y, en el Congreso están representando a sus regiones y su misma condición de víctimas, pero esas víctimas de la Colombia profunda, de la periferia, sí se quedaron sin representación y no van a poder construir Paz y democracia en el territorio.

 

NO se entiende ese discurso de siempre, que el Estado no hace presencia en las regiones, hoy afectadas por los cultivos ilícitos, por la minería ilegal, por la deforestación, en fin. El Congreso mayoritariamente fue mezquino con las víctimas, algunos sectores no permitieron que Representantes a la Cámara de la Colombia olvidada fueran a legislar, como sí lo están haciendo los movimientos de la antigua FARC armada, hoy movimiento político representando su ideología compartámosla o no, hoy todo el mundo ha dicho que es mejor que estén construyendo país desde la diferencia. 

 

Se cercenó la posibilidad que en la Cámara de Representantes, 167 municipios de regiones como la Costa Pacífica de Nariño, del Cauca, del Chocó, de los Montes de María, del sur de Bolívar o de la Serranía del Perijá en Norte de Santander fueran a proponer  ideas de como el Estado, como el Congreso de la República y como el gobierno hace presencia en estas regiones donde más duro impactó el conflicto en Colombia. Este Congreso re victimizó a las víctimas y las dejó sin representación.

 

0
0
0
s2sdefault

Debate de control político caso Medimás y crisis en el sector salud

Ministro reveló que está recorriendo el país para conocer los problemas de los hospitales.  El Superintendente anunció que se tomarán medidas drásticas. 

 

Bogotá. D.C., noviembre 19 de 2018 (Prensa Senado).- El tema de la salud en el país en una de la mayores problemáticas que tienen todos los colombianos, pues en la actualidad son muy pocas las empresas prestadoras de salud que realizan su trabajo de una manera adecuada y oportuna.

 

 

Así se evidenció durante la plenaria del Senado de la República, donde llevó a cabo esta noche un debate de control político en el que se analizó la situación de la EPS Medimás, la garantía de la continuidad en la atención en salud de más de cuatro millones de usuarios y en general la situación de crisis en el sector salud.

 

 

El citante fue el senador Juan Luis Castro Córdoba (Alianza Verde), quien inició la discusión dividiendo el tema en tres partes. El primero tiene que ver con todo el recuento histórico de la salud, el segundo el caso de Medimás y el tercero con hacer o realizar propuestas concretas que beneficien al país en este sector.

 

 

El congresista empezó señalando que la salud en Colombia maneja un presupuesto cercano a los 50 billones de pesos anuales. Así mismo afirmó que la Ley 100 logró que casi la totalidad de los colombianos estuvieran afiliados a la salud. Sin embargo, esto no fue suficiente para que el sistema estuviera preparado para atenderlos o brindarles un mejor servicio a todos. El legislador aunque dice que en el papel esa ley es buena, en la actualidad no ha funcionado como debería.

 

 

Por otro lado explicó que el problema de la EPS Saludcoop es el más grave de todos, pues se vieron afectados más de cuatro millones de usuarios, y un desfalco de 1,4 billones de pesos.

 

 

El senador Castro Córdoba pidió hacer un pacto nacional por la salud para evitar que el sistema colapse. Para ello tocó cinco puntos. El primero es reformar de una manera efectiva a la Superintendencia de Salud, segundo mejorar las condiciones laborales del personal de salud, el tercero quitar la gestión de las mallas de información y de la auditoria en el sistema de salud a las EPS, el cuarto prevenir es mejorar que curar y quinto ley de punto final.

 

 

Entre tanto, a la discusión fueron citados el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, y el superintendente nacional de Salud, Fabio Aristizábal. El Ministro durante su intervención hablo de la ruta planteada de cinco bloques grandes para sacar de la crisis el tema de la salud en Colombia. El primero tiene que ver con liquidez, el segundo con un acuerdo de punto final, el tercero con reformas, el cuarto con vigilancia y control y el quinto con calidad en el servicio.

 

 

“Debemos estar mirando todos hacia adelante, trabajando juntos por lograr soluciones efectivas que construyan futuro y que nos permitan brindarles servicios de salud a toda la población del país",  dijo el jefe de esa cartera.

 

 

Por su parte, el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, afirmó durante el debate de control político que el país ya no da más espera y que por eso las eps que queden en Colombia van a quedar fortalecidas, van a tener su margen de solvencia, su patrimonio técnico y van a cumplir con las obligaciones que tiene el sistema de salud colombiano.

 

 

La senadora Aydeé Lizarazo (Partido MIRA) expresó que se tiene la plena confianza y la plena convicción de que se va a aportar en el plan de desarrollo nacional esas estrategias que peritan salir de la crisis por la que atraviesa el país.

 

Al cierre del debate, el senador Castro Córdoba agradeció a todos los asistentes a esta discusión, pues sin duda este es un tema de importancia para todo el país. Así mismo agradeció a su bancada de Alianza Verde, ya que el sentimiento de acabar con la crisis en la salud es mutua y en general agradeció a los colombianos por estar al pendiente de dicho debate. 

 

Al levantarse la sesión, la plenaria fue citada para mañana, a las 5:00 de la tarde,

 

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III