Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

“Soy senador para servirle al país y no para servirme de él”: senador Gustavo Bolívar

Reconocido como escritor y libretista ahora se inicia en la política para luchar contra la corrupción y por la paz.

Bogotá D.C. octubre 19 de 2018(Prensa Senado) Al abordar al senador Gustavo Bolívar Moreno para conocer su lado humano, notamos que es un hombre, sencillo, tranquilo, amante de su familia, de la lectura, la escritura, conocedor y sensible al dolor del país; lo que le ha motivado a participar en la política, para defender los derechos de los más vulnerables. Asegura que antes de partir de éste mundo, repartirá todo lo adquirido entre los más necesitados. Es un convencido que la corrupción se combate con principios y desenmascarando a quienes lo hacen.

 

WhatsApp_Image_2018-10-19_at_13.37.20El congresista de 52 años de edad, nació en el municipio de Girardot, departamento de Cundinamarca, en el hogar conformado por Jorge Isaac Bolivar (q,p,d) y Ernestina Moreno. Es el menor de seis hermanos, inició estudios de Comunicación Social en la Universidad de la Sabana y ha dedicado toda su vida a la literatura y a escribir novelas.

Es guionista, poeta y conocido por sus novelas 'Sin tetas no hay paraíso', 'Sin senos sí hay paraíso', 'El Capo', 'Pandillas, guerra y paz', 'Los Victorinos' y 'los Tres Caínes', entre otras. Ha sido pionero en escribir novelas sobre el narcotráfico. Además, es el promotor de la Fundación Manos Limpias Colombia.

El pasado debate electoral salió elegido por primera vez como Senador de la República con más de 116.505 votos. Logró una de las tres curules de la Lista de la Decencia. Durante los cuatro años del periodo legislativo, decidió donar su salario para obras sociales.

Basta con escuchar su apellido Bolívar para deducir que es un hombre que ya hace parte de la historia de nuestro país. Conozcamos un poco más desde la voz de este personaje.

 

Prensa Senado. ¿Quién es Gustavo Bolívar Moreno?

R/. Gustavo Bolívar: “Soy ante todo un activista contra la corrupción, ahora un activista por la paz. Siempre he tratado de desmarcarme de la política; hasta que finalmente, quedé atrapado. En estos primeros meses, estoy en el Congreso haciendo el curso. Quiero entregarle al país cosas diferentes de la política.

 

Soy muy tranquilo, difícilmente me altero, hogareño, disfruto de la compañía de mis hijos, Santiago, Susana y Oscar; el menor tiene 20 años de edad. He aprendido a valorar los espacios con la familia y los amigos”.

 

P.S/. ¿Qué hace un artista metido en el mundo de la política que no es nada fácil?

R/. “El arte que desarrollé, que son los libretos y la escritura, el género que cultivé, es algo así como el “realismo mágico” de Gabo y el mío es el “realismo trágico”, ríe. Este género está muy asociado con la política, tiene que ver con lo social, con los problemas estructurales de la sociedad, con la corrupción. En todos los libros que he escrito tengo de eje central a un corrupto. Novelas literarias sólo he escrito tres, las demás… tiene que ver con la política.

 

P.S/. ¿Usted nació cerca al río Magdalena, sabe nadar, le gusta el bocachico?

R/. ¡Claro que sí!, hago todo lo que hacen los calentanos, nado muy bien, me gusta el bocachico, el viudo de capaz. Tuve una niñez normal, en un barrio popular llamado Kennedy, en honor a la visita que hizo Jhon F. Kennedy a Colombia, estudié en la escuela Policarpa Salavarrieta. Después de la muerte de mi padre que fue a mis 10 años de edad, mi madre nos trasladó a Bogotá, donde empezamos otra vida.

 

P.S/. ¿Cómo descubrió ese talento por la escritura y la literatura?

R/. Cuándo estaba niño, me llevaron a la Costa, escuché los vallenatos viejos y me conecté con la literatura a través de esta música que era pura poesía, es muy rarísimo ¿verdad? Ríe. escuchando esas letras, se me abrió la vena poética, las que dedicaba a las novias.

Posteriormente, cuando hacia tercero de bachillerato participé en concursos de cuentos y descubrí mi talento literario. En esa época escribí a máquina mi primera novela, era de mil quinientas páginas, desde entonces supe que eso era lo mío.

 

WhatsApp_Image_2018-10-19_at_13.37.51

P.S/. ¿Usted es un defensor de los derechos humanos, esto será producto de lo vivido en su niñez?

R/. El origen de mis luchas tiene que ver mucho con lo vivido, yo conocí la pobreza, la mayoría de mis compañeros los mataron, otros se los consumió la droga, he visto el drama de cerca, por eso cuando tuve la primera oportunidad de entrar a la televisión para hacer un programa, fue Pandilla Guerra y Paz, para mostrar la realidad de la ciudad latinoamericana, tan convulsionadas, los problemas de los chicos, que me han conectado mucho con la realidad.

 

P.S/. ¿Usted tenía claro cómo es el Congreso de la República?

R/. “Pensé que el asunto era más liviano, antes criticaba, diciendo que los senadores ganaban mucho y trabajaban poco. Los que tomamos este trabajo en serio, nos absorbe la vida. Paso noche y día estudiando documentos, cuando no estamos legislando, estoy viajando a sitios extremos con la Comisión de Paz.


P.S/. ¿Es cierto que donará todo su sueldo durante los cuatro años?

R/. Mi sueldo lo estoy donando a la Fundación Manos Limpias y ésta lo gasta todo en obras sociales. El dinero lo asignamos a proyectos productivos, microempresas, deportistas, personas que están en alto riesgo, especialmente en zonas alejadas.

 

P.S/. ¿Qué es lo más difícil de hacer política en Colombia?

R/. Si uno es honesto es muy fácil, para los que establemente están mintiendo, ofreciendo cosas que no van a cumplir, será muy complicado. Si uno no está en ese plan se puede ir a cualquier sitio y estar tranquilo, sin que le estén reclamando. Lo difícil es el desprestigio que tiene la clase política, porque a uno lo meten en el mismo saco. Uno de los motivos de no recibir el salario, es para no volverme profesional de la política.

 

P.S/. ¿Cuáles son sus tareas prioritarias para el periodo legislativo?

 

R/. Estamos trabajando en tres ejes, la educación, medio ambiente y la lucha contra la corrupción. Hemos radicado unos seis proyectos. Hicimos el debate sobre el metro de Bogotá, haremos otros relacionados con la corrupción electoral y tierras. Participamos en la Comisión de Presupuesto, hemos estado muy activos, con el trabajo en equipo de la UTL.

 

P.S/. ¿Por qué está en una Comisión Económica y no en otra donde pueda apoyar a los actores del país?

R/. No puedo, porque me toca declararme impedido en cualquier proyecto que se presente sobre ellos, como la de derechos de autor, estoy impedido, ya que recibo regalías por este concepto.

 

P.S/. ¿Cómo es un día normal del senador Gustavo Bolívar?

R/. Desde el 20 de julio, cuando me posesioné como senador, madrugo todos los días, llego a la oficina y me reúno con mi equipo de la UTL, quien me apoya y respalda en toda la labor legislativa. En la noche llego a leer los proyectos, me acuesto tarde, duermo sólo cinco horas.

Una vez al mes viajo a los Estados Unidos, donde vivía antes de ser elegido. Todo mi tiempo se lo estoy dedicando a mi trabajo, asisto a todas las sesiones de las comisiones a las que pertenezco y a la plenaria, no he tenido ausentismo… ríe. En cuanto a mi alimentación reconozco que me he descuidado, aquí traigo mi lonchera, porque tengo la política de no recibir al Senado ni agua, porque yo vine a servirle al país, no a servirme de él.



Cuando no viajo, comparto el tiempo con mi madre y uno de mis hijos que vive aquí en Bogotá, porque los otros dos están en Estado Unidos. Con ellos también tengo muy buenas relaciones. El único momento en que canto es cuando estoy solo y cuando canto algunas verdades en la plenaria. Suelta la carcajada.

 

P.S/. ¿Cuál es su mayor defecto y su mejor virtud?

R/. Tengo muchos defectos, creo que me cuesta llegar puntual a las citas. Pienso que soy una persona muy tranquila y disciplinada. Considero que es la base de mis logros obtenidos.

 

P.S/. ¿En quién cree y a qué le teme?

R/. Creo en Dios, porque mi familia me enseñó esos principios. Sé que alguien me vigila. En lo espiritual siempre he estado conectado con algo y me aferro a él, cuando tengo problemas, entonces le pido sabiduría, tranquilidad. Me gusta tener un diálogo interno. Le temo a cometer un error y que vengan a reclamar o a reprocharme. Eso debe ser muy duro y me afectaría mucho.

P.S/- ¿Cuál ha sido el momento más difícil y el más feliz de su vida?

R/. Cuando murió mi padre estaba pequeño y no tenía conciencia de su partida, pensé que regresaría. Pero cuando mi hermano murió sí me dolió mucho, no he tenido golpes tan fuertes, ni fracasos contundentes, más bien he tenido muchas bendiciones y estoy convencido que tengo una estrella y todo lo que pienso hacer me resulta.

Los momentos más felices de mi vida han sido cuando nacieron mis hijos y cuando he recibido los premios por el reconocimiento a mi trabajo.

También los viajes por los 80 países del mundo, me han dado mucha felicidad, cada año voy a diez o quince países, eso es lo más maravilloso que uno puede experimentar. Hice una travesía con un barco por el río Nilo, hasta bien debajo de Egipto, fue extraordinario.

 

P.S/. ¿A una persona tan humana como usted, que le duele de Colombia?

R/. Me duele mucho lo que le sucede a mi país, la situación de La Guajira, del Chocó, Tumaco, todas las regiones afectadas. También la violencia contra las mujeres, el feminicidio, el abuso que cometen con los niños y niñas, los ancianos que han entregado toda su vida y no tienen una pensión. Pero, lo más doloroso son esas zonas marginadas donde la miseria afecta a los más vulnerables y especialmente a los niños, eso parte el corazón (se le humedecen los ojos).

 

P.S/. Si usted se le diera la oportunidad de ser Presidente, ¿qué le gustaría darle a Colombia para transformarla?

R/. Nunca he pensado en eso… ríe. Como los tiempos cambian y uno no sabe qué puede suceder en cuatro años, si llegara a pasar, creo que tomaría todo el proyecto de Gustavo Petro y lo convertiría en realidad, yo confío plenamente en ese proyecto, le agregaría cositas… sería más conciliador, no entraría a chocar, él tiene un convencimiento de que la clase corrupta es corrupta, aquí he descubierto que uno necesita aliados para cumplir sus objetivos.

 

P.S/. ¿Senador por qué se deja el cabello largo?

R/. Por solidaridad con mi hijo menor, cuando él estaba pequeño tenía el cabello largo muy lindo y nos daba pesar cortárselo y el rector del colegio pidió que se lo cortaran, me lo dejé crecer y fui al colegio y le dije que eso no era ningún problema, ya que Jesucristo también lo había llevado largo. No lo volvieron a molestar y desde ese día mi cabello ya hace parte de mi identidad y por eso no lo he vuelto a lucir corto.

 

P.S/. ¿Senador, usted se considera un hombre feliz?

R/. Sí, yo soy feliz. Eso uno lo mide en los logros espirituales. He tomado una decisión con mis hijos, que antes de morir, quiero devolver el dinero que he ganado, a todas las personas que lo necesitan. Sin tener en cuenta lo material, puedo decir que en lo espiritual he sido muy feliz.

 

P.S/. ¿Cómo quiere que lo recuerden?

R/.       Que fui un tipo decente.

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III