Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

Por Ley, cooperativismo será impulsado en instituciones educativas

La disposición fue sancionada por el Presidente de la República.


Bogotá D.C., mayo 3 de 2016 (Prensa S. Sofía Gaviria).-  Tras la aprobación, en cuatro debates en el Congreso, de la Ley 135, “Por medio de la cual se promueven el empleo y el emprendimiento juvenil”, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, le ha dado, esta semana, la sanción presidencial.  Entre las medidas que genera esta ley para superar las barreras de acceso de los jóvenes al mercado laboral, se ha dispuesto la masificación de la educación cooperativa y solidaria, en las instituciones educativas públicas y privadas del país.

Según la senadora Sofía Gaviria, codirectora del Partido Liberal, quien propuso este enfoque en las cláusulas de la Ley, a través de esta nueva disposición “Se adelanta en el propósito nacional de que la niñez y la juventud reciban la educación económica y financiera necesaria para generar ingresos y valorar la economía, de modo justo y solidario, en la etapa adulta”.

Para la senadora Gaviria, esta nueva ley, que dispone, además, el apoyo oficial a los proyectos de cooperativas escolares, es un avance hacia el estímulo que necesita el sector solidario en el país.

En meses anteriores, la congresista, en el debate de varias reformas legislativas, había propuestopolíticas de fomento, protección y desarrollo al sector cooperativo y a la economía solidaria “para promoción de la equidad, la transformación del campo y la movilidad social”.   

A través de estas iniciativas, la senadora Gaviria dice rendir homenaje a su padre, Guillermo Gaviria Echeverri, quien, a la cabeza de Colanta, consagró más de treinta años al fomento del modelo empresarial cooperativo.

 

 

0
0
0
s2sdefault

“La viabilidad democrática de esta Nación pasa por la viabilidad de la caficultura”: senador Carlos Felipe Mejía

El senador Carlos Felipe Mejía reiteró que la prioridad del Gobierno Nacional en materia de desarrollo del campo colombiano, debe ser atender y buscar soluciones a la actual situación de la caficultura colombiana.

Así lo expresó Mejía durante el Primer Encuentro de Integración Regional entre Tolima y Caldas, que se cumplió en el municipio de Fresno, Tolima.

“Es que la viabilidad democrática de esta Nación pasa por la viabilidad de la caficultura y por eso hemos tratado en la Comisión Quinta de Senado poner en el primer renglón de la discusión nacional los temas cafeteros”, expuso.

Recordó que cerca del 50 por ciento de los municipios registrados en Colombia están relacionados con este reglón de la economía, por lo que su problemática será abordada en un debate citado para el próximo mes de mayo.

“Por eso tan importante concentrar la discusión cafetera, por lo que tendremos el próximo 17 de mayo un debate la Comisión Quinta, citada por este Senador, en  donde está citado el ministro de Agricultura, de Hacienda, de Trabajo, porque este tema tienen que ver con muchos ministerios”, explicó.

El senador Mejía destacó que a este debate también estarán citados, entre otros, el  gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez y cafeteros de varias regiones del país.

Adicionalmente el Centro Democrático liderará un segundo debate sobre la situación de este sector en la sesión plenaria de Senado.

“A los ocho días vamos a tener en la plenaria otro debate, citado también por mi partido, y compartiremos este espacio para que este tema esté en la primera línea de la discusión nacional, el  problema de la viabilidad de la caficultura”, indicó.

El senador Carlos Felipe Mejía advirtió que no se puede confundir la situación real de los caficultores con algunos resultados positivos obtenidos por el sector el año anterior.

“Yo le he escuchado por ahí a alguien que Colombia debería volver a ser el primero o el segundo productor de café y volver a niveles de producción de 20 millones de sacos; no hay quien coja 20 millones de sacos en Colombia, aquí lo único que ocurrió fue que el año pasado cogimos un poco más de 13 millones de sacos y salieron a decir que estamos en la mejor época de la historia los cafeteros colombianos.

‘Todo lo contrario, producciones altas no significan necesariamente rentabilidad, lo único que pasó fue que tuvimos una buena cosecha pero hay serias dificultades y ahora hay que hacer un enorme esfuerzo”, aseguró.

Instó en que la verdadera paz de Colombia está en privilegiar a los caficultores colombianos y no a una guerrilla en Cuba.

“Lo que ha hecho el Gobierno simplemente ha sido privilegiar los diálogos de La Habana que infortunadamente no nos muestran en el inmediato futuro que pueda ser la solución a la problemática de los colombianos”, lamentó.

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III