Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

“En Colombia no podemos permitir más feminicidios”: senadora Nidia Marcela Osorio

Según Medicina Legal en lo que va corrido del año, más de 200 mujeres han sido víctimas de asesinatos en diferentes regiones del país.

Leer másBogotá. D.C. abril 17 de 2017(Prensa Senado). - Con tristeza, los colombianos han sido testigos de los múltiples homicidios de mujeres a manos de sus parejas y exparejas, casos que han sacudido el panorama noticioso en el país y que han vuelto a poner en la mesa de debate la función de las autoridades para frenar  estos hechos. El crimen que prendió nuevamente las alarmas y encendió la discusión fue el de Claudia Rodríguez, ocurrido en un centro comercial del norte de la ciudad de Bogotá.  Ahora se conoce el asesinato de Nidia Roana Loza Rodríguez, una  colombiana a la que su pareja, en la ciudad de Vicenza, Italia, le quitó la vida. 

Estos feminicidios, sumados a otros que no salen a la luz pública, son los que preocupan a la senadora Nidia Marcela Osorio, quien pidió a las autoridades aplicar las normas establecdidas para la protección de las mujeres.  

La congresista conservadora recordó las reiteradas violaciones que se evidencian a los derechos fundamentales del ser humano, como es la vida y su dignidad. Señaló la necesidad de que las entidades de control exijan a los entes territoriales y al mismo Gobierno Nacional, que la mujer haga parte de los planes de desarrollo y que éstos sean coordinados con la Policía.

“Para que tengamos Comisarias de Familia con personal idóneo y se cuente con los recursos para poder dar una protección oportuna, eficaz y articulada a los temas de la mujer, si no se cumplen, entonces, se deben aplicar las sanciones que indica la ley”, aseguró la legisladora.

Afirmó que la justicia es inoperante, teniendo en cuenta las cifras de la Fiscalía, que indican que desde el año 2013 existen 345 procesos penales. En lo que tiene que ver con violencia y asesinatos de mujeres, a la fecha solamente 53 personas se han podido condenar, o sea el 15 % de lo que se denuncia.

“Hay un 85% de impunidad. Lamentablemente existe un gran vacío de la justicia del país para los casos de violencia de género”, señala la congresista Osorio y manifiesta que fuera de la ley se debe sembrar la semilla, para cambiar la cultura milenaria del sometimiento de las mujeres. "Cada ciudadano debe incorporar en sus principios de vida, el lema, Ni una víctima más", dijo.

En la perspectiva de género, centrándose en la protección de las mujeres como base fundamental de la sociedad, asegura que, en temas de educación, desde la primera infancia hasta el bachillerato, se debe enseñar a los niños y adolescentes el respeto por el ser humano y la dignidad de la mujer.

La senadora sostiene que últimamente se han agudizado estos ataques contra las mujeres. "Las instituciones tienen que atender las denuncias de manera pertinente para evitar que hechos como estos sigan aumentando. No es posible que las mujeres tengan el coraje de hacer las denuncias y no encuentren respaldo ni respuesta”, afirmó Nidia Marcela.

La ley 1761 de 2015, más conocida como Rosa Elvira Cely, por el feminicidio cometido contra ella en el Parque Nacional de la ciudad de Bogotá, busca tipificar el feminicidio como un delito autónomo para garantizar la investigación y sanción de las violencias contra las mujeres por motivos de género y discriminación.

También pretende prevenir y erradicar todo tipo de violencia y adoptar estrategias de sensibilización de la sociedad colombiana, en orden a garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencias que favorezca su desarrollo integral y su bienestar, de acuerdo con los principios de igualdad y no discriminación.

Según el Director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Valdés, en los últimos diez años, el uso de armas de fuego ha aumentado en delitos contra las mujeres hasta alcanzar el primer lugar entre las causas de feminicidios en el país. En el año 2016 se presentaron más de 43 mil casos de violencia contra las colombianas.

Entre tanto, la Defensoría del Pueblo registra que 6.219 mujeres han recibido algún tipo de amenaza, el 50% proviene de compañeros sentimentales y  otras de exparejas. Según el reporte, los departamentos que más presentan estos casos de agresión y delitos contra las mujeres son el Valle del Cauca, Arauca, Putumayo, Caquetá, Guajira, Atlántico y Bogotá.

 

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III