Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

"La universidad, abierta al debate, pero rechaza el terror e intimidación": senador Jaime Amín

Bogotá., abril 20 de 2017.- El senador Jaime Amín dejó constancia en la plenaria del Senado de la República, de una delicada situación ocurrida en la Universidad del Atlántico cuando el cabecilla de las FARC Jesús Santrich acudía a un foro en dicha al mater.

“Se presentó en la ciudad de Barranquilla una persona sobre cuyos hombros pesa y pesará por muchos años el daño y el crimen que le ha causado a la sociedad colombiana. Se trata del cabecilla de las FARC Jesús Santrich, quien acudió a la Universidad del Atlántico, el alma mater pública más importante de la costa caribe colombiana, para participar de un foro donde la universidad había invitado en mala hora a este terrorista. Durante el evento, se rehusaron a darle la palabra al estudiante miembro del Centro Democrático y gran líder de juventudes Reidin Montenegro. Cuando el joven se levantó a exigir su derecho a preguntar, insólitamente se abalanzaron muchos de los jóvenes que alcanzaron a pegarle para sacarlo del recinto”, dijo.

“En forma valiente, este joven alcanzó a subir al escenario y decirle a quien por cuenta de las concesiones insólitas del Presidente Juan Manuel Santos no va a pagar un solo día de cárcel por sus múltiples crímenes, que se sentía avergonzado que la universidad quedara convertida en pasarela o vitrina, donde se exhibían no las ideas y la controversia, sino el terror y la barbarie”, afirmó.

“Cuando este joven militante del Centro Democrático, valiente y entusiasta, logró salir del recinto, fue perseguido en las escaleras por dos jóvenes que de nuevo intentaron agredirlo y golpearlo. Afortunadamente unos compañeros lo defendieron y salió ileso. Reidin Montenegro de 19 años, es un verdadero líder, valiente y desde aquí hacemos un llamado muy claro y muy concreto a la Universidad del Atlántico en cabeza de su rectora la Dra. Rafaela Vos Obeso, a su cuerpo directivo y estudiantes. Deben garantizar la vida y la integridad de jóvenes que en forma valiente y decidida le hacen frente a las ideas que se exponen con piel de oveja pero que provienen de un lobo del terror”, explicó. 

“Esta es la paz de Santos que nos espera, donde no se podrá debatir y argumentar en el escenario ideal que es la Universidad, sino que reinará la amenaza e intimidación para quienes pensamos que no puede haber impunidad, ni elegibilidad política y ni si quiera habrá el derecho a controvertir públicamente. Ese es el costo de la paz de Santos, aplastar con la intimidación el debate público en las Universidades de Colombia. Nos oponemos a ello y lo vamos a seguir haciendo de manera entusiasta con los jóvenes que desde el Centro Democrático y otras ideologías quieren expresar en libertad sus ideas y no bajo el efecto y el manto de la intimidación”, concluyó Amín. 

 

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III