Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

Senador José Obdulio Gaviria buscará impugnar fallo que revive las 16 circunscripciones especiales de paz

Bogotá, 19 de diciembre de 2017 (CD). Ante la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Sección Primera, Subsección A que le ordenó al presidente del Senado, Efraín Cepeda remitir al Presidente de la República el acto legislativo que crea las 16 circunscripciones de paz, el senador José Obdulio Gaviria buscará actuar como tercera persona interesada en el tema para impugnar el fallo, del que además denunció que cuenta con muchas irregularidades por parte del alto tribunal.

 

En carta enviada al Tribunal, el senador Gaviria solicitó ser “tenido como coadyuvante de la parte demandada en el proceso de la referencia, esto es, coadyuvante del Señor Presidente del Senado de la República”, lo que significa que busca actuar como tercero para la impugnación de dicho fallo.

 

En este orden de ideas, el congresista del Centro Democrático recordó, que de acuerdo a la ley, el Presidente del Senado tiene hasta el 12 de enero para impugnar el fallo. Sin embargo, el senador Gaviria, si es aceptado como coadyuvante, lo hará antes.

 

En una carta paralela al presidente Cepeda, el Senador le anunció que va a actuar como coadyuvante, precisamente porque observa que hay muchas irregularidades en este proceso.

 

Recordó que “la notificación ocurrió precipitadamente el día de ayer. Como quiera que la vacancia judicial inicia mañana 19 de diciembre, y que ésta va hasta el 10 de enero de 2018, el Presidente del Senado tendría hasta el viernes 12 de enero para impugnar en el asunto de la referencia. Cabe resaltar que la impugnación se concede en el efecto suspensivo”.

 

Con respecto a las irregularidades, denunció que “sorprende la velocidad de la decisión del Tribunal Administrativo, tanto como la rapidez en su notificación de ayer a las 5:30 pm, en víspera de vacancia judicial”.

 

Así mismo, “la acción de cumplimiento no procede para funciones legislativas, y mucho menos legislativas constitucionales del Congreso. Procede para funciones administrativas del Congreso. No es el caso” y añadió que “el trámite del impedimento fue teatral. Quienes resolvieron sobre el asunto actuaron muy lejos de mínimas consideraciones éticas, incurrieron en conflicto de interés e ignoraron normas procesales de impedimento y recusación”.

 

Adicionalmente, encontró que “tres magistrados (de tribunal intermedio), uno de ellos en evidente impedimento, y el otro “ausente con permiso”, decidieron terciar en un debate político que estaba llamado a resolverse en instancias representativas. Tres magistrados (se insiste: uno de ellos ausente y el otro impedido) le dicen al Senado de la República, a una corporación representativa entera, que no puede ejercer sus tareas legislativas constitucionales con autonomía”.

 

Con base en lo anterior, concluyó que “es obvio que estamos ante uno de los más graves ataques al principio de separación de poderes. Se está produciendo el desprecio más burdo, el ultraje y la peor humillación institucional del Congreso de la República, lo que es todavía más delicado viniendo de una autoridad judicial intermedia”.

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III