Menu

NEWSLETTER


Inscribete al Newsletter



A+ A A-

Agentes de inteligencia y contrainteligencia esperan respaldo del Congreso

 

El proyecto de ley por medio del cual se modifica un inciso del artículo 279 de la ley 100 de 1993 fue radicado por el senador liberal Juan Manuel Galán Pachón.

 

Bogotá D.C, marzo 6 de 2018. (Prensa Senado).- El objeto de esta iniciativa es devolverle la protección que tenían los agentes de inteligencia y contrainteligencia antes de entrar en vigencia la ley 100 de 1993. Hoy en día los militares tienen un régimen especial, pero cuando entró en vigencia la ley 100 los agentes de inteligencia y contrainteligencia, por ser civiles, salieron de ese régimen.

 

Específicamente el Artículo 279 de la ley 100 de 1993 dice que “el Sistema Integral de Seguridad Social contenido en la presente ley no se aplica a los miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, ni al personal regido por el Decreto-ley 1214 de 1990, con excepción de aquel que se vincule a partir de la vigencia de la presente ley, ni a los miembros no remunerados de las Corporaciones Públicas.”

 

Es decir que, no toca a los militares y a los miembros de la Policía Nacional y excluye del régimen a los agentes civiles que se integren después del 23 de diciembre de 1993.

 

Por su parte, el Artículo segundo de la ley 1214 de 1990 hace referencia al personal civil.  “Integran el personal civil del Ministerio de Defensa y de la Policía Nacional, las personas naturales que presten sus servicios en el Despacho del Ministro, en la Secretaría General, en las Fuerzas Militares o en la Policía Nacional.”

 

En este caso, los agentes de inteligencia y contrainteligencia que pertenecen al Ministerio de Defensa y a la Policía Nacional son catalogados como personal civil.

 

Sin embargo, los agentes de inteligencia y contrainteligencia tienen las mismas funciones que los militares, pero con la diferencia que ellos prestan sus servicios como civiles, sin restarle inminencia al riesgo permanente al que se enfrentan.

 

Actualmente, los militares tienen un régimen de pensión especial, siendo pensionados a los 25 años de servicio en las Fuerzas Militares sin importar la edad que tengan al momento de cumplir con los años requeridos.

 

Como los agentes de inteligencia y contrainteligencia fueron excluidos de este régimen por operar como civiles, en este momento su edad de pensión en hombres es de 62 y en mujeres 57.

 

Este proyecto busca darles un nivel de igualdad a los civiles agentes de inteligencia y contrainteligencia, pues desarrollan labores idénticas a las de los militares y con el mismo riesgo. Los agentes de inteligencia y contrainteligencia no superan los 700, aunque la cifra oficial es confidencial.

 

"Luego de hacer un análisis se estableció que ellos sí hacen parte de las Fuerzas Militares, la diferencia es que no se ponen el camuflado ni participan en actividades bélicas”, aseguró el senador Luis Evelis Andrade, ponente único del Proyecto de Ley

 

Las labores de los agentes de inteligencia y contrainteligencia consisten en producir inteligencia estratégica y contrainteligencia de Estado en el ámbito nacional e internacional, siendo catalogados como personal civil.

 

La participación del personal civil ha contribuido en los procesos operacionales y administrativos de inteligencia siendo un apoyo importante para el sostenimiento de las instituciones, la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional, así como para brindar las condiciones necesarias para garantizar el ejercicio de los derechos humanos, las libertades públicas y la convivencia pacífica de los residentes en Colombia.

 

“Por eso, con el objetivo de amparar y equiparar a este personal civil con el régimen prestacional especial del que gozan los militares, en el 2017 presenté a consideración del Congreso de la República este proyecto de ley. Esta iniciativa se encuentra a tan solo un debate de ser aprobado por la  Plenaria de la Cámara de Representantes. Esperamos que este año, se reconozcan las nuevas amenazas a las que nos enfrentaremos los colombianos en el marco del posconflicto, los parlamentarios le den su apoyo en último debate a este proyecto y podamos devolverles las garantías perdidas a quienes día a día aportan de manera silenciosa a la estabilidad y seguridad pública de nuestro país”, afirmó el senador Galán.

 

El proyecto de ley ingresó por la Comisión Séptima de Senado y fue aprobado el 18 de abril de 2017, pasó a la discusión la Plenaria del Senado y aprobado el 17 de junio de 2017, el 31 de octubre de 2017 fue aprobado en la Comisión Séptima de Cámara y se encuentra para su última discusión en el orden del día en la Plenaria de la Cámara de Representantes.

 

0
0
0
s2sdefault
Color I Color II Color III